Estudio Contable Tesa

noviembre 29, 2021 Estudio Tesa

Medios de pago de la Ley Antievasión versus la acreditación de la realidad de las operaciones

Muchas veces nos preguntan si los pagos realizados en efectivo en operaciones superiores a los $ 1.000 surten efectos tributarios para el pagador, ya sea el cómputo del crédito fiscal como también la deducción del gasto. (ese monto jamás actualizado fue sancionado el 19/10/2000 en plena vigencia de la Ley de convertibilidad, el famoso 1 a 1, por ende, eran 1.000 dólares en esos tiempos)

En la causa “Mera, Miguel Ángel” se esclarecen varias cuestiones.

En primer lugar, recordemos los artículos 1º y 2º de la llamada Ley Antievasión.

Limitación a las transacciones en dinero en efectivo.

ARTICULO 1º — No surtirán efectos entre partes ni frente a terceros los pagos totales o parciales de sumas de dinero superiores a pesos mil ($ 1.000 que no fueran realizados mediante:

  1. Depósitos en cuentas de entidades financieras.
  2. Giros o transferencias bancarias.
  3. Cheques.
  4. Tarjeta de crédito, compra o débito. 
  5. Factura de crédito…

ARTICULO 2º — Los pagos que no sean efectuados de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 1° de la presente ley tampoco serán computables como deducciones, créditos fiscales y demás efectos tributarios que correspondan al contribuyente o responsable, aun cuando éstos acreditaren la veracidad de las operaciones…

Por otro lado, también aparece el artículo 34 de la Ley de Procedimiento Tributario estableciendo:

ARTICULO 34 — Facultase a condicionar el cómputo de deducciones, créditos fiscales y demás efectos tributarios de interés del contribuyente y/o responsable a la utilización de determinados medios de pago u otras formas de comprobación de las operaciones en cuyo caso los contribuyentes que no utilicen tales medios o formas de comprobación quedarán obligados a acreditar la veracidad de las operaciones para poder computar a su favor los conceptos indicados…

Tenemos un tema a destacar que, si bien no hace directamente a los medios de pago, al “chocar” dos normas referidas a este tema, entendemos que es clave mencionar. A pesar de que la cuestión de fondo se resolvió por inconstitucionalidad y realidad económica, aplica el principio de prevalencia normativa que indica que cuando dos normas tratan el mismo tema prevalece aquella sancionada anteriormente y la Ley de procedimiento tributario fue sancionada antes que la Ley Antievasión.

Volviendo al tema puntual de los medios de pago, por un lado, tenemos a la doctrina, que siempre se manifestó diciendo que debe prevalecer la sustancia por sobre la forma, y que en materia tributaria no nos debemos quedar con un simple examen formal de la cuestión, sino que debe ahondarse a la realidad económica de las operaciones realizadas por el contribuyente.

Por otro lado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación que declara inconstitucional en este caso el artículo 2º de la Ley Antievasión (En el Derecho argentino, los fallos de la Corte Suprema de la Nación no constituyen una regla de Derecho obligatoria para casos análogos) ya que esa norma prohíbe lisa y llanamente el cómputo de operaciones cuyos pagos hayan sido efectuados por medios distintos de los taxativamente mencionados, lo que equivale a establecer una ficción legal que pretende desconocer o privar de efectos a operaciones relevantes para la correcta determinación de la base imponible y cuya existencia y veracidad ha sido fehacientemente comprobada.

De esta forma, la Corte continúa con la línea argumental que ya había sentado en otras causas como “Intercop” y “Hermitage”, en el sentido de que las normas tributarias deben respetar los límites tanto materiales como formales emanados por la constitución, así como también deben ser razonables.

La Corte, al establecer esta doctrina, reafirma plenamente la total vigencia del principio de capacidad contributiva (la capacidad económica que se posee para hacer frente a las obligaciones tributarias, tomando en consideración la situación personal del contribuyente)

× ¿Cómo podemos acompañarte?